Separ pide dotar todos los hospitales de una UCRI para tratar pacientes Covid y no Covid

El potencial de estas unidades se extiende a pacientes neuromusculares, enfermos de caja torácica, síndrome de hipoventilación-obesidad y pacientes con epoc, entre otros

Separ-hospitales-UCRI

..Redacción.
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha pedido que todos los hospitales se doten de una Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI). Las UCRIs han demostrado ser de gran utilidad en la pandemia para el cuidado de los pacientes respiratorios Covid-19 y no Covid. De hecho, han evitado casi el 50% de los ingresos de los pacientes graves con Covid-19 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs).

7 de cada 10 UCRIs preexistentes antes de la pandemia han ampliado su espacio durante esta

Una Ucri se define como un área de monitorización y tratamiento de pacientes que no precisan ingreso en una UCI pero que, por su complejidad, no podrían ser tratados en una planta convencional y requieren de una monitorización cardiorrespiratoria o un soporte respiratorio no invasivo (SRNI). El SRNI incluye terapias como la ventilación mecánica no invasiva (VMNI), la presión positiva continua en vía aérea superior (CPAP) o la oxigenoterapia de alto flujo (OAF).

«Las Unidades de Cuidados Respiratorias Intermedios han sido una pieza clave en los hospitales durante la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19 para tratar a los pacientes con insuficiencia respiratoria evitando procedimientos más agresivos, como la intubación orotraqueal, y reduciendo el ingreso en unidades de mayor complejidad como las UCIs», explica la Dra. Olga Mediano, neumóloga y coordinadora del Año Separ de los Cuidados Respiratorios Intermedios. «Ahora el potencial de estas unidades se extiende también a los pacientes neuromusculares, enfermos de caja torácica, síndrome de hipoventilación-obesidad y pacientes con epoc entre otros».

El 75% están lideradas por un neumólogo y su ratio de enfermería/paciente ha mejorado al haber 1 enfermero para cada 4 pacientes en vez de 1 para cada 5

El ejemplo del Hospital Universitario de Salamanca 
Con la pandemia se ha producido un incremento muy significativo del número de UCRIs a lo largo de la geografía española. En concreto, en hospitales como el de Salamanca se reconvirtieron muchas áreas de hospitalización convencional de las plantas de neumología en habitaciones monitorizadas que actuaban y siguen actuando como UCRIs.

Estos espacios atendieron a los pacientes con neumonía por Covid-19, que podían desarrollar insuficiencia respiratoria grave, y ofrecerles soporte respiratorio no invasivo (SRNI) y un manejo eficaz en tres vertientes: evitar la intubación en los pacientes más graves; tratar a los no candidatos a la intubación; y sacar lo más rápido posible a los ingresados de las UCIS. Tras el pico de la pandemia estas áreas de hospitalización monitorizada han seguido funcionando y atendiendo a pacientes neuromusculares, enfermos de caja torácica, síndrome de hipoventilación-obesidad y pacientes con epoc, entre otros.

El Hospital de Salamanca ha convertido habitaciones de hospitalización convencional en habitaciones monitorizadas que funcionan como UCRIs

«Su potencial y demanda aumenta cada día para atender a pacientes con problemas respiratorios. Por un lado, estamos ayudando a descongestionar las UCIs, normalmente colapsadas. Por otro lado, atendemos a pacientes que no solo tienen problemas respiratorios, sino que tienen otros órganos afectados (cardiopatías, nefropatías) y se benefician de las UCRIs» explica la Dra. Rosa Cordovilla, jefa de neumología del Hospital Universitario de Salamanca. «Cada vez asumimos más pacientes y cada vez son más complejos. Por eso, es importante tener espacio y personal formado que cumpla con los estándares requeridos para dar a los pacientes la atención que se merecen«.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en