Inicio ASP El plan de terapias avanzadas necesita un acuerdo en financiación

El plan de terapias avanzadas necesita un acuerdo en financiación

Compartir

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad
Oportunidad y amenaza. Son dos términos que parecen antónimos pero que van unidos. La medicina de precisión está abriendo multitud de vías esperanzadoras a nuestros pacientes, pero nuestro Sistema Nacional de Salud no sabe aún cómo hacer frente a la factura que se le avecina. Uno de los acuerdos más interesantes que nos ha dejado el primer Consejo Interterritorial de la ministra María Luis Carcedo ha sido el plan de terapias avanzadas. La estrategia persigue una incorporación progresiva y programada de las terapias CART.

Un año después de que se aprobara este tratamiento contra la leucemia linfoblástica aguda en niños y adultos jóvenes (posteriormente llegó la indicación de linfoma B de células grandes en adultos) en Estados Unidos, recibió el pasado verano la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Estamos a la espera de que el Ministerio de Sanidad alcance un acuerdo con los dos laboratorios que lo producen para fijar el precio reembolso. Podría alcanzar los 300.000 euros por paciente, según las previsiones que hicieron los consejeros de salud de las comunidades autónomas. A este coste habría que sumar los costes hospitalarios, que podrían ascender a los 150.000 euros, ya que un importante número de los pacientes que reciben estos tratamientos requieren de un ingreso en UCI.

Estamos a la espera de que el Ministerio alcance un acuerdo con los dos laboratorios que producen los CART para fijar su precio. Podría alcanzar los 300.000 euros por paciente

El plan es necesario. Debemos evitar la imagen horrible que se produjo con la hepatitis C, con pacientes encerrados en los hospitales para recibir su tratamiento. El Ministerio se encontraba entonces en plena negociación. El problema entonces como hoy es la financiación de los medicamentos. La cuestión económica genera diferencias, como dejó ver el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero. El Ministerio de Sanidad apuesta por utilizar la red de centros, servicios y unidades de referencia (CSUR). A Madrid no le convence esta opción. La acreditación de un CSUR conlleva un periodo de entre un año y un año y medio, con lo cual ya iríamos tarde. Madrid es consciente además de que este sistema le puede disparar su gasto sanitario. La región madrileña cuenta con un importante número de CSUR que atienden a ciudadanos de todas las comunidades autónomas. Por estos pacientes solo recibe la mitad del coste de cada tratamiento. Si estamos hablando de un gasto aproximado de 450.000 euros por paciente, el gasto anual podría dispararse de manera significativa.

Después de ocho horas de Interterritorial, el Ministerio no alcanzó un acuerdo completo con algunas de las comunidades autónomas. Existe un problema añadido. Cataluña, que cuenta con un número significativo de CSUR, no estuvo presente en la reunión. En un contexto marcado por la desconexión política y territorial no sabemos si se está levantando más barreras de las que ya hay a los pacientes de otras comunidades.

El abordaje de un plan de terapias avanzadas requiere un acuerdo previo sobre el sistema de financiación, punto que no se abordó en el pasado Interterritorial

Una vez más surgió la necesidad de dotar económicamente el fondo de cohesión en los Presupuestos Generales del Estado. Se habla de una partida de 100 millones de euros, como en los años previos a la crisis económica. Con esta cantidad poco se podrá hacer. El contexto ha cambiado demasiado en la última década. El abordaje de un plan de terapias avanzadas requiere un acuerdo previo sobre el sistema de financiación, punto que no se abordó en el orden del día del pasado Interterritorial y es urgente. Sin un consenso en financiación sanitaria, cualquier plan de terapias avanzadas nacerá muerto.

Noticias complementarias