Inicio ASP Alberto González García: No hay ningún modelo de competencias desarrollado para la...

Alberto González García: No hay ningún modelo de competencias desarrollado para la enfermera gestora

modelo de competencias

..Fernando Ruiz.
Alberto González García es enfermero. Es uno de los dos finalistas de los Premios Enfermería en Desarrollo por su tesis doctoral Modelo de competencias para la gestora enfermera, realizada en la Universidad Europea. Propone un modelo de competencias, 51 en total, destacando algunas como toma de decisiones, gestión de las relaciones o habilidades de comunicación. Ha dado su visión sobre este tema en el marco de campaña NursingNow y #EnfermerasSXXI que iSanidad está llevando a cabo en colaboración con EnferConsultty.

¿Qué competencias gestoras deben desempeñar las enfermeras? ¿y cual es su situación actual?
Nuestra tesis doctoral da lugar a un modelo de competencias para la gestora enfermera validado para el sistema nacional de salud. Este modelo señala que son 51 las competencias necesarias para la gestora enfermera. Están distribuidas en 6 dimensiones: Gestión, Comunicación y tecnología, Liderazgo y equipos de trabajo, Conocimiento del sistema sanitario, Conocimiento enfermero y Personalidad.

Hay que señalar que todas las competencias deben estar presentes en la gestora enfermera independientemente de su función como gestora (nivel operativo, logístico o alta dirección) en diferentes grados de desarrollo, competente, muy competente y experto. Nuestra investigación además señala las competencias básicas que la gestora enfermera debe poseer, siendo éstas: toma de decisiones; gestión de las relaciones; habilidades de comunicación; escucha, liderazgo; gestión de conflictos; principios éticos; colaboración y habilidades para gestionar equipos. Este hallazgo resulta clave para la investigación, dado que nos facilita las competencias sobre las que desarrollar el resto de las competencias que nuestro modelo evidencia.

“Nuestro modelo de competencias debe ser la piedra angular sobre la que construir la profesionalización de la gestión sanitaria”

En España, tanto el Ministerio de Sanidad como distintas Consejerías autonómicas, además de asociaciones profesionales del ámbito de la gestión sanitaria, como ANDE o SEDISA, abogan por la profesionalización de la gestión sanitaria. Sin embargo, ninguno de ellos ha desarrollado un modelo de competencias para la gestora enfermera en alguno de sus niveles funcionales. Es necesario señalar, que no hay otro modo de profesionalizar la gestión sanitaria, más que basando ésta en la capacidad para desarrollar competencias por parte de los profesionales sanitarios.

De hecho, la importancia de las competencias en el ámbito de la gestión enfermera quedó evidenciado por la participación en la validación del modelo de altos representantes del Ministerio de Sanidad, consejerías como la de Andalucía, Castilla y León, Extremadura, Islas Baleares y País Vasco. También participó alta representación del Consejo General de Enfermería, el sindicado SATSE, y representantes de ANDE, SEDISA y la Fundación Economía y Salud.Por todo ello, estamos en condición de afirmar que nuestro modelo de competencias debe ser la piedra angular sobre la que construir la profesionalización de la gestión sanitaria.

¿Qué medidas le pides al nuevo gobierno para mejorar las competencias de las enfermeras gestoras?
Primero, que sean conocedores que la gestora enfermera es la principal garante de la seguridad del paciente, de la calidad de los cuidados enfermeros que se prestan a la ciudadanía y responsable de la sostenibilidad de las organizaciones sanitarias, ya que son las gestoras del colectivo sanitario más numeroso.

A partir de aquí, deben cambiar sin ningún lugar a dudas el modo de acceso a los puestos de gestión. Este acceso, tiene que estar basado en la capacidad para demostrar competencias. Los procesos de selección deben garantizar que los profesionales están en posesión de ellas.

La gestora enfermera es la principal garante de la seguridad del paciente, de la calidad de los cuidados enfermeros y de la sostenibilidad de las organizaciones sanitarias

Aquí es donde nuestro modelo tiene una gran oportunidad para poder ser implementado en la práctica y donde esperamos que tanto el nuevo gobierno como las recién nombradas consejerías de sanidad apuesten por él, como modo de mejorar la gestión de las organizaciones sanitarias.

Además, nuestro modelo podría servir también tanto al nuevo gobierno como a las distintas consejerías de sanidad de nuestro país, para la conformación de los equipos directivos, la evaluación del desempeño, la planificación de la carrera profesional como gestora, la formación de enfermeras que quieran desarrollar su carrera profesional como gestoras y para la autoevaluación y detección de necesidades de las actuales gestoras enfermeras.

Según un informe de SATSE señala que en España se necesitan 131.000 enfermeras para llegar a la media de la UE. ¿Qué medidas son necesarias para llegar a la media europea?
Partiendo del hecho mencionado anteriormente, de la gestora enfermera como garante de la calidad de la atención y seguridad del paciente. Indudablemente, las gestoras enfermeras deben conocer las cargas de cuidados que soportan las actuales plantillas de enfermería y los riesgos que suponen para el paciente. Y asumiendo de que la evidencia científica no se puede discutir. Es fundamental que la gestora enfermera sepa medir, analizar, evaluar estas cargas y lo que es más importante, comunicar los resultados a los niveles superiores de responsabilidad gestora y política. Esta es la evidencia que demuestra la carestía de enfermeras en nuestro país y, por tanto, los riesgos a los que se somete al paciente.

Un Sistema Sanitario que apueste por la calidad de la asistencia, no puede obviar un hecho tan trascendental como es éste.

Las gestoras enfermeras deben conocer las cargas de cuidados que soportan las actuales plantillas de enfermería y los riesgos que suponen para el paciente

¿Está suficientemente bien reconocido el trabajo enfermero en la dirección?
En mi opinión, no está bien reconocido el trabajo que realizan las gestoras enfermeras. La gestora enfermera, siempre con vocación de servicio a la ciudadanía, realiza una ardua labor diaria, tanto en la parte más operativa de las organizaciones sanitarias como en la alta dirección, para tratar de realizar una prestación de cuidados de alta calidad.

Sin embargo y a pesar de que en los distintos foros políticos y gestores no dejamos de escuchar la importancia que tiene la gestión enfermera, son pocas las ocasiones en las que realmente, en los niveles políticos se hace caso a las recomendaciones de la gestora enfermera y con ello se lastra el esfuerzo que realiza para salvaguardar el interés de todos los usuarios del sistema sanitario.

No está bien reconocido el trabajo que realizan las gestoras enfermeras, entre otras cosas porque no hay un modelo de competencias

La labor de la gestora enfermera debe ser puesta en relevancia, por ello esperamos ser merecedores del máximo galardón en los premios Enfermería en Desarrollo para los que estamos nominados. Sería un modo de reconocer todo el esfuerzo que las gestoras hacen para salvaguardar la calidad de los cuidados y la seguridad del paciente.

¿Cómo describiría una enfermera del siglo XXI?
Basta recorrer cualquier organización sanitaria para darnos cuenta que las enfermeras del siglo XXI son profesionales de alta formación tanto pregraduada como posgraduada. Cada vez hay más enfermeras con formación transversal que enriquecen con ella a las organizaciones, cada vez hay más enfermeras especialistas, enfermeras con uno o más programas de máster realizados y cada vez hay más enfermeras doctoras, de hecho, esto ya no es una excepcionalidad sino algo frecuente en la realidad sanitaria española.

Por tanto, la enfermera española del siglo XXI es una profesional capaz de afrontar los distintos retos a los que la sanidad española se enfrenta y por supuesto, también es capaz de ostentar la máxima representación de un hospital con las mayores garantías de éxito, que no es otro que la salud del paciente y la sostenibilidad del sistema.

Noticias complementarias