Inicio ASP José Luis Pérez: “Ser enfermero es para mí tornar la mirada hacia...

José Luis Pérez: “Ser enfermero es para mí tornar la mirada hacia la dimensión social del ser humano en su plenitud”

Enfermero-de-urgencias

..Fernando Ruiz.
En el marco de la campaña Nursing Now y en colaboración con EnferConsultty, el enfermero José Luis Pérez Olmo, director de enfermería del SUMMA 112. El enfermero explica para  iSanidad en la campaña #EnfermerasSXXI su labor en esta iniciativa. Asimismo Pérez también habla de la situación actual del enfermero de urgencias, el papel que desempeña el profesional, así como la relación del enfermero con el médico, en un entorno donde pesa tanto la rapidez de las actuaciones.

¿Qué te motivó para ser enfermero de urgencias?
Siempre lo tuve claro. Desde muy joven quise ser enfermero, identificándome con la figura del enfermero tras hacer mi primer curso de SVB en el instituto de Educación Secundaria. Posteriormente, en mi periodo de prestación social sustitutoria realizado en Cruz Roja Española. Ambas cuestiones posicionaron rápidamente mis intereses por el ámbito de las urgencias y emergencias, y hoy es una de mis grandes pasiones. Ser enfermero, es para mí tornar la mirada hacia la dimensión social del ser humano en su plenitud y en los momentos más difíciles del ser humano como es la enfermedad. Soy enfermero y volvería a serlo sin género de duda.

Desde muy joven quise ser enfermero, y rápidamente centré  mi interés en el ámbito de urgencias y emergencias

Desde hace mucho tiempo, tengo especial interés por los artesanos en el amplio sentido de la palabra; en este sentido, cada pieza que hacen es única, al igual que nuestros pacientes. Además, las enfermeras alineadas con este sentimiento identitario del artesanato, hacen tornar su mirada hacia esa dimensión, hacen con sus manos y saber estar que sucedan cosas buenas basadas en ciencia y conocimiento, en trabajo en equipo. En definitiva, buscan la mejor de las decisiones para pacientes y familias. Siempre digo que ser enfermero es un modo de vivir, sentir y orientar la vida hacia los demás y, si se hace con pasión y actitud, resulta éxito garantizado. Sin duda, los instintos personales y las estructuras sociales que mamamos desde niños, se suman y nos conjuran para trabajar intensamente en equipo por la salud de nuestros iguales. Los enfermeros de urgencias y emergencias somos seres de acción.

¿Cómo es la coordinación con otros equipos asistenciales? ¿Cómo se puede mejorar?
La coordinación con el resto de equipos debe estar ligada a potenciar la atención continuada. Es más esta coordinación debe ser reforzada no sólo con recursos humanos como puede ser el caso de nuestros Servicios de Urgencias (SUAP) por la actividad en continuidad de cuidados, sino adaptando los espacios y la tecnología a los requerimientos sociales y profesionales.

En este sentido, y sirva como ejemplo desde el SUMMA 112 cabe destacar, la apuesta realizada de la vinculación de puestos para concentrar la actividad asistencial en los Soportes Vitales de Enfermería (SVAE) y la coordinación en el Servicio coordinador de Urgencias (SCU), integrando procesos y reordenando la prestación de cuidados en base a procedimientos operativos, basado en Guías de Actuación consensuadas.

En conclusión, deseamos sumar fuerzas por causas comunes que todos entendemos y nadie discute. El paciente supone la dimensión transversal de nuestro quehacer diario.

La coordinación con el resto de equipos debe estar ligada a potenciar la atención continuada

¿Qué medidas son necesarias para mejorar la situación de los profesionales?
Acciones de mejora en la competencia transversal, haciendo hincapié en la formación especializada dentro del ámbito de las urgencias y emergencias. Aumentar los roles y responsabilidades propios de la competencia enfermera mejoraría la situación de los profesionales. Asimismo, incrementar la disponibilidad de los procedimientos y guías de actuación en cuidados para garantizar su avance seguro. También sería una buena medida proponer escenarios compartidos con la vista puesta en el futuro, en función de las necesidades y demandas sociales en materia de salud, en virtud de los sistemas de información con el objetivo de adaptarnos a las tendencias de salud. Además, también sería una buena decisión mejorar la práctica con nuevos recursos. Estos medios se deben de adecuar y mejorar algo tan básico como es la equidad en salud, ejerciendo un liderazgo activo.

¿Cómo ha mejorado la situación del enfermero de urgencias con el reconocimiento de la especialidad?
En este momento, la especialidad de Enfermería de Urgencias y Emergencias no existe en el ámbito civil. En cambio, en el campo militar se han dado importantísimos pasos con el objeto de avanzar en ella. Confesamos que miramos con cierta envidia sana a nuestros colegas. Sin embargo, estoy seguro que con su palanca de cambio vendrán futuras acciones en el ámbito de la Administración Central, con el fin de hacer una realidad algo tan demandado por nuestra profesión.

Pareciera como si todas las acciones que se han llevado a término en estos último años, empujaran para tomar la decisión de una vez por todas en el reconocimiento de la especialidad de las enfermeras de urgencias y emergencias y por apuntar algunas cuestiones a: varios procesos de oposición en el ámbito anteriormente citado, solicitud de una formación específica para poder trabajar en este entorno sanitario, necesidad de la inscripción en un registro propio de profesionales que realizan transporte sanitario como es el caso de la Comunidad de Madrid, y la formación obligatoria cada tres años para mantener la validez de dicho registro. Enfermeras más expertas, más vidas salvadas.

La especialidad de Enfermería de Urgencias y Emergencias no existe en ámbito civil. En cambio en el campo militar se han dado importantísimos pasos 

¿Cuál es el papel del enfermero en las urgencias?
El papel fundamental del enfermero de urgencias y emergencias extrahospitalarias está asociado a la correcta toma de decisiones en ámbitos adversos y poco controlados, basado en los conceptos de autonomía, liderazgo, ética, comunicación eficaz, escucha activa y todo ello vinculado a la incorporación de las nuevas tecnologías bajo el prisma del conocimiento.

No hay duda alguna de que la autonomía profesional, el trabajo en equipo multidisciplinar, la competencia clínica, la coordinación con otras agencias de seguridad y emergencias y el impulso del espacio formativo y de investigación, son pilares estratégicos del posicionamiento del modelo enfermera extrahospitalaria. Esta es nuestra apuesta y en ello estamos decididos a avanzar y desarrollarnos.

El papel fundamental del enfermero de urgencias y emergencias extrahospitalarias está asociado a la correcta toma de decisiones en ámbitos adversos

¿Cómo es la colaboración con el medico en un entorno tan complicado marcado por la rapidez?
La coordinación y el trabajo en equipo es un aspecto muy relevante en el trabajo diario de nuestros equipos asistenciales en el ámbito de la urgencia (compuestos por médico, enfermera y técnico de emergencias) el trabajar codo con codo en la toma de decisiones en nuestro ámbito es un aspecto cultural de la organización, impregnado a cada paso.

Avanzar en nuevos espacios de responsabilidad por parte de las enfermeras y ocupar los nuevos roles que desde hace mucho tiempo merecían ser implementados con mayor autonomía, era necesario por parte de las enfermeras en este caso del SUMMA 112, lo que no significa ni cambiar modelos existentes de respuesta, ni dejar al margen otros profesionales que conviven junto a nosotros y que forman parte de nuestra esencia.

Noticias complementarias: