Inicio ASP Dr. Palacios (Semergen Madrid): «Lo primero que necesita la atención primaria es...

Dr. Palacios (Semergen Madrid): «Lo primero que necesita la atención primaria es que dejen de maltratar a los sanitarios»

dr-david-palacios-presidente-semergen-atención-primaria-sanitarios

..G.M.
La atención primaria y sus sanitarios son una de las claves del sistema sanitario. Ante las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid el próximo cuatro de mayo, hemos hablado con el Dr. David Palacios Martínez, médico de familia y presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) en Madrid, sobre la situación de la atención primaria en la región, sus necesidades y los cambios que debe afrontar. 

¿En qué situación está la atención primaria en estos momentos?
Fatal. La atención primaria está agotada, a puntito de quebrarse. Somos muy flexibles, nos hemos estirado todo lo que hemos podido y hemos asumido todo lo que nos han pedido, pero la atención primaria no es un chicle que puede estirar hasta el infinito y está a punto de romperse. La gente está agotada, enfadada, crispada y el ambiente es feo.

«La atención primaria está agotada, a puntito de quebrares. La gente está agotada, enfadada, crispada y el ambiente es feo»

La sensación de la mayoría de mis compañeros es que en la primera ola de la pandemia nos enfrentamos a todo incluso sin equipos de protección individua. La gente nos aplaudía y nos llamaba héroes, pero nadie quiere serlo, quieren hacer su trabajo. Sin embargo, la sensación ahora es que hemos pasado al punto totalmente contrario: a estar a las ruedas de los caballos.

La sensación de la población general es que en los centros de atención primaria no se está trabajando. Pero la pandemia nos ha cambiado la forma de trabajar. Tuvimos que establecer circuitos Covid y no Covid y sistemas de cribado para separar por patologías porque nuestro principal objetivo ha sido y sigue siendo evitar que nuestros pacientes se infecten en la sala de espera del centro de salud y seguir atendiendo la patología aguda, la emergente y la crónica. A día de hoy, y esto parece mentira, hay centros de salud que no tienen ventanas a la calle en las salas de espera e incluso en las consultas. ¿Cómo evito los aerosoles en un centro en el que no hay buena ventilación?

«A día de hoy, y esto parece mentira, hay centros de salud que no tienen ventanas a la calle en las salas de espera e incluso en las consulta»

La atención primaria está agotada porque, con décadas de recortes sanitarios, cada vez hemos ido asumiendo más trabajo con menos recursos materiales y humanos. Al manejo de la patología aguda, emergente y crónica se sumó en su momento el control de los pacientes de las residencias, que ahora con las Unidades de Atención a Residencias (UAR) que organizó la Gerencia de Atención Primaria tenemos ayuda para gestionarlo. Se suma la carga burocrática, que es enorme, oscila entre el 30% y el 50%. Además, llevamos un año de pandemia y esta carga burocrática y administrativa es casi la misma.

A todo esto se añadieron las PCR, los test de antígenos, el rastreo de pacientes y de contactos hasta que, afortunadamente, se han incorporado algunos rastreadores, y estudios epidemiológicos como los que hicimos en Semergen para poder saber cómo estaba la situación. No contentos con eso, se añade la atención domiciliaria y la vacunación. Mientras, hay muchos compañeros que están enfermos y, cuando corresponde, hay que coger vacaciones. Pero desde hace años no se cubren las suplencias y llevamos más de un año de pandemia y tampoco se cubren las bajas.

«En atención primaria, cuando bajaban las olas, los sanitarios hemos intentado recuperar al máximo el seguimiento de pacientes crónicos. No se ha dejado de trabajar al 200% en ningún momento»

La fatiga pandémica está muy marcada en la atención primaria porque, en el hospital, conforme se ha ido conociendo la patología Covid, se ha vuelto relativamente al funcionamiento más o menos habitual. Pero en primaria, cuando bajaban las olas, en lugar de tener un respiro, hemos intentado recuperar al máximo el seguimiento de pacientes crónicos complejos y avanzados para evitar que tuvieran complicaciones y tenerlos lo mejor controlados posibles. No se ha dejado de trabajar al 200% en ningún momento.

¿Qué necesita la atención primaria en la Comunidad de Madrid para dar los servicios que le corresponden de forma adecuada?
Lo primero que necesita la atención primaria, fundamentalmente, es que dejen de maltratar a los profesionales sanitarios. Ya está bien. Que dejen de oírnos y empiecen a escucharnos. Durante la primera y segunda ola nos hemos enfrentado a la pandemia arriesgando nuestras vidas y las de nuestros familiares. Muchos compañeros han enfermado y han muerto y se sigue maltratando a los profesionales sanitarios. Esta es una sensación generalizada. Se han olvidado de la humanización en el lado de los profesionales. La pandemia ha sido un estrés tremendo y cuando la situación se normalice lo suficiente, nos va a pasar factura a todos los profesionales. De hecho, ya está pasando factura.

«Lo primero que necesita la atención primaria es que dejen de maltratar a los profesionales sanitarios. Ya está bien. Que dejen de oírnos y empiecen a escucharnos»

En segundo lugar, algunas de las cosas que necesitamos son relativamente sencillas. Primero, alto tan fácil como un mensaje institucional contando a la población cómo hemos tenido que cambiar nuestra forma de trabajar, que se hace por teléfono para seleccionar bien qué pacientes requieren venir al centro de salud y cuáles no para evitar que los contagios. En segundo lugar, ya que nos han dado teléfonos con cámaras, ¿qué cuesta hacer una instalación wifi o contratar las tarifas de datos que hagan falta o poner cámaras en los ordenadores para poder hacer videoconferencias con los pacientes? Al médico o a la enfermera nos da muchísima información poder ver al paciente y se podría discriminar mucho mejor.

En tercer lugar, aunque es lo principal, es necesario invertir en atención primaria. Hace falta que los políticos conozcan la labor que hacemos para que sepan el valor en mayúscula que tiene. Está más que demostrado que más del 80% de las patologías se solucionan en primaria. Aumentando la inversión económica con recursos humanos y materiales en este nivel consigues fortalecer el sistema, incluyendo la atención hospitalaria.

«Hace falta que los políticos conozcan la labor que hacemos para que sepan el valor en mayúscula que tiene»

Cuantos más médicos formados tengas en atención primaria, más selectiva va a ser la patología que llega al hospital. Y un ejemplo se puede ver en Urgencias, con pacientes que piden cita en primaria, pero los compañeros están atendiendo listas interminables y si el paciente no puede esperar, va a ir a las urgencias hospitalarias. Hay centros de salud en los que ven 60, 70 u 80 pacientes al día. Los compañeros no dan más de sí.

La atención primaria necesita una reforma estructural. Es el momento de rediseñarla, hace falta planificación y gestión, algo en lo que sé que está la Gerencia con el Plan de Medidas de Mejora de la Atención Primaria. Hace falta evaluar las necesidades de salud que tiene la población, dimensionar adecuadamente las necesidades de recursos humanos y de equipos, priorizar qué servicios dar y replantear la forma de darlos. Hay que planificar con visión de larga distancia porque en cuatro o cinco años se jubila un porcentaje muy elevado de compañeros de AP, si no tenemos suplentes, ¿qué va a pasar? A lo mejor tenemos que redistribuir las tareas.

«La atención primaria necesita una reforma estructural. Es el momento de rediseñarla, hace falta planificación y gestión, algo en lo que sé que está la Gerencia»

¿Son las mismas las necesidades de atención primaria antes del Covid-19 que ahora, o esta pandemia ha marcado un cambio de rumbo en lo que debe ser la AP del presente y del futuro?
Las dos cosas. Llevamos muchos años con recortes, entonces hacía falta una reforma estructural durante muchos años. La pandemia ha venido a subir el volumen, a poner de manifiesto sin ninguna duda todos los déficits que ya tenía la AP. Pero, además, la pandemia ha venido a cambiar la forma de trabajar. Yo soy fiel defensor de las nuevas tecnologías y su aplicación a la medicina y, concretamente, a la atención primaria. Hay cosas que han venido para quedarse. Y necesitamos un cambio de rumbo.

De hecho, una de las cosas que intentamos desde Semergen es ver cómo rediseñar, ver en qué se puede mejorar y ofrecer soluciones. Y en eso llevamos años trabajando y colaborando cuando nos dejan. Hay un documento firmado con más de 50 sociedades científicas, entre ellas Semergen, pidiendo a los políticos que nos dejen colaborar a las sociedades para ayudarles. En los grupos de trabajo de las sociedades científicas están las personas que son referentes a nivel nacional e internacional. ¿Vamos a desaprovechar a esas personas que son referentes por su calidad, por su trabajo, por sus conocimientos técnicos y científicos con todo lo que podrían aportar a la gestión? La respuesta hasta ahora ha sido poca.

Noticias complementarias: