Inicio ASP Investigadores alemanes creen haber encontrado el mecanismo de las trombosis en vacunados...

Investigadores alemanes creen haber encontrado el mecanismo de las trombosis en vacunados con AstraZeneca y Janssen

mecanismo-trombosis-vacuna-astrazeneca

..Gema Maldonado.
Llevan desde marzo intentando encontrar el mecanismo que provoca las trombosis de senos venosos cerebrales y de la vena esplácnica, acompañadas de trombocitopenia, como evento adverso raro en personas que han recibido la vacuna de AstraZeneca y Janssen y, ahora, creen haber hallado una explicación plausible, que acaban de publicar como artículo preprint, aún no revisado por pares. 

Son un grupo de investigadores alemanes de la Universidad de Ulm y la Universidad Goethe de Frankfurt, que creen que la clave está en que las vacunas basadas en vectores adenovirales provocan la producción de proteínas S solubles, que pueden generar reacciones adversas cuando se unen a las células endoteliales que expresan el receptor ACE2 en los vasos sanguíneos.

El mecanismo de las trombosis parte de que las vacunas de vectores adenovirales provocan la producción de proteína S soluble. Al unirse al receptor ACE2 en las células endoteliales de vasos sanguíneos provocan reacciones adversas

Los científicos, liderados por Rolf Marschalek, explican que el problema reside en que el fragmento del ADN derivado del virus SARS-CoV-2 que se administra a través de un vector de adenovirus «no está optimizado para ser transcrito dentro del núcleo de la célula» del huésped. Y eso es lo que ocurre con las vacunas de vectores adenovirales, a diferencia de las vacunas de ARNm, cuyas nanopartículas liberan las instrucciones para la producción de la proteína S en el citosol, que forma parte del citoplasma celular, y no en el núcleo de la célula.

Explican que todos los sistemas adenovirales siguen el mismo ciclo. Primero infectan las células, se elimina el virus en el citosol y el ADN adenoviral se introduce en el núcleo. Allí, se «transcriben» los genes que transporta el adenovirus. Posteriormente, el gen de la espícula del virus se exporta como ARNm fuera del núcleo. «Al llegar al citosol, el ARNm se traducirá nuevamente en la proteína S», apuntan.

El fragmento del ADN derivado del virus SARS-CoV-2 que se administra a través de un vector de adenovirus «no está optimizado para ser transcrito dentro del núcleo de la célula» del huésped

En este proceso dentro del núcleo, los investigadores señalan que la secuencia de ARN de la espícula del virus puede verse «potencialmente alterada» cuando se transcribe en esta parte de la célula del huésped. Estas alteraciones «producirían variantes de proteína más cortas». Esto impide en gran medida el anclaje de la proteína a la membrana celular y terminarían dando lugar a variantes solubles de la proteína S.

Cuando el sistema inmune empieza a producir anticuerpos, entre los cuatro y 16 días después de la vacuna, serán capaces de reconocer las proteínas S que sí están anclada a la membrana celular. Pero también las solubles. Estas últimas se diseminan por todo el cuerpo y se concentran más donde las células endoteliales de los vasos sanguíneos expresan el receptor ACE2. Así, la proteína soluble S se unen al receptor ACE2 y, por tanto, a las células endoteliales.

Este mecanismo que provoca las trombosis no se da en las vacunas de ARNm. Estas vacunas liberan las instrucciones de la proteína S en el citosol y no en el núcleo celular

Estas variantes solubles unidas al receptor ACE2 «se convertirán en objetivos de los anticuerpos recién producidos». De esta forma se produce reacciones mediadas por mecanismos del sistema inmune. Reacciones que, además de inflamación, pueden inducir eventos tromboembólicos. Además, recuerdan que casi todos los casos graves de infecciones por SARS-CoV-2 sufren eventos tromboembólicos potencialmente mortales debido a los muchos virus con proteína S en el torrente sanguíneo.

¿Por qué se producen estas trombosis en senos venosos del cerebro? Según los autores del estudio las condiciones de flujo sanguíneo «altamente específicas» en el seno venoso unidas a la proteína S soluble y los anticuerpos generados contra esa proteína, «pueden resultar en los eventos raros pero severos después de la vacunación con Vaxzevria», la vacuna de AstraZeneca.

Para evitar estas reacciones, sería necesario optimizar la secuencia de ARN de la espícula del virus en las vacunas basadas en vectores adenovirales 

También aventuran una respuestas para explicar la mayor frecuencia de estas trombosis en mujeres jóvenes vacunadas. La frecuencia con la que las personas más mayores usan medicamentos antiinflamatorios y anticoagulates y la inmunosenescencia, podrían ser la explicación. Además, las reacciones inmunitarias más fuertes en las mujeres que en los hombres, daría respuesta a la diferencia en el número de trombosis entre ambos sexos.

Basándose en estos hallazgos, los científicos concluyen que para evitar estas reacciones, sería necesario optimizar la secuencia de ARN de la espícula del virus en las vacunas basadas en vectores adenovirales.

Noticias complementarias: