Inicio ASP Dra. Antonia Sampol: «Las terapias CAR-T ofrecen posibilidad de curación a pacientes...

Dra. Antonia Sampol: «Las terapias CAR-T ofrecen posibilidad de curación a pacientes que ya han agotado todas las opciones»

terapias-CAR-T-pacientes

..Redacción.
La terapia CAR-T ha supuesto «una terapia disruptiva en enfermedades como las leucemias y linfomas de células B refractarios a los tratamientos de quimioinmunoterapia disponibles hasta la fecha, ofreciendo la posibilidad de curación en pacientes en los cuales ya se han agotado todas las opciones». Así lo destacaron la Dra. Antonia Sampol, jefe de Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Son Espases, y la Dra. Eugenia Carandell, directora asistencial del IBSalut, en el marco de una sesión clínica celebrada por Novartis, en colaboración con el Hospital Universitario Son Espases de Mallorca, sobre terapias CAR-T donde se abordaron los retos en el uso de estas terapias con expertos en hematología. «Se están desarrollando CAR-T dirigidos a muchos otros antígenos tumorales no sólo en hematología, sino también en oncología», señaló la Dra. Antonia Sampol.

Hoy en día están en investigación nuevas metodologías para la fabricación del CAR-T que seguramente mejorarán los resultados actuales. «Somos optimistas acerca de la posibilidad de tratar muchos tipos de cáncer con terapias dirigidas en un futuro no muy lejano», destacaron ambas especialistas. Además, indicaron que con los primeros CAR-T comerciales aprobados en España hace ya casi tres años se han tratado cerca de 500 pacientes en España. «Muchos pacientes han sido tratados con CAR-T dentro de ensayos clínicos que están actualmente en marcha, algunos de ellos con CAR-T académicos. También están en desarrollo otros CAR-T para otras indicaciones, como es el caso del mieloma múltiple, y en breve se prevé su aprobación», detallaron.

“Somos optimistas acerca de la posibilidad de tratar muchos tipos de cáncer con terapias dirigidas en un futuro no muy lejano”, destacaron ambas especialistas

Las doctoras informaron que en Baleares se han tratado ya 14 pacientes con CAR-T: 6 afectos de leucemia linfoblástica B, uno de ellos pediátrico, y 8 afectos de linfomas agresivos B. «Teniendo en cuenta la incidencia de estas enfermedades, aproximadamente 10 pacientes al año serían candidatos a esta terapia en Baleares. Si se suman las nuevas indicaciones que están a punto de ser aprobadas, mieloma múltiple y otros subtipos de linfomas, la cifra aumentaría a unos 20 pacientes por año», explicaron.

En cuanto al uso de las terapias CAR-T, la Dra. Sampol aseguró que es un criterio obligado disponer de una unidad multidisciplinar compuesta por diferentes especialistas adiestrados en el manejo de estas. «El Ministerio de Sanidad ha considerado como idóneos los centros en España que tienen experiencia en trasplante alogénico y, dentro de ellos, los trasplantes complejos (haploidéntico, donante no emparentado y cordón umbilical). Asimismo, es un criterio altamente recomendado disponer de unidades de trasplante acreditadas al máximo nivel de excelencia».

Durante la sesión clínica los expertos resaltaron la importancia de garantizar que todos los pacientes que lo requieran puedan beneficiarse del potencial terapéutico de las terapias CAR-T. Además, subrayaron la necesidad de optimizar los circuitos de derivación para que cualquier paciente que necesite alguna de estas terapias pueda recibirla de una forma eficiente y rápida. Para ello, el Servei de Salut constituyó en junio de 2019 la Comisión de Terapias Avanzadas con CAR-T de les Illes Balears. A nivel asistencial, está presidida por la Dra. Eugenia Carandell, directora asistencial, y a nivel clínico por la Dra. Antonia Sampol. «En el Comité Clínico se discuten las diferentes opciones de tratamiento para individualizar el mejor tratamiento para cada paciente», apuntó la Dra. Sampol. Este comité está representado por hematólogos y oncólogos, aunque también participan representantes de otras especialidades.

Cuando el paciente es seleccionado como candidato a terapia CAR-T, la solicitud debe pasar la Comisión de Expertos del Ministerio de Sanidad, quienes tienen la última palabra en dar la resolución favorable para aplicar el tratamiento. «Llegados a este punto se debe poner en marcha el protocolo de derivación del paciente a la península para ser tratado en alguno de los 10 hospitales distribuidos en cinco comunidades autónomas que hasta el momento son los únicos autorizados por el Ministerio de Sanidad para aplicar la terapia CAR-T». La doctora comentó que se está luchando para que las terapias avanzadas CAR-T estén disponibles más cerca del paciente y así evitar desplazamientos.

Expertos en hematología resaltaron la importancia de garantizar que todos los pacientes que lo requieran puedan beneficiarse del potencial terapéutico de las terapias CAR-T y de optimizar los circuitos de derivación

Terapias CAR-T, referente de la medicina personalizada
Durante los últimos años los significativos avances científicos en la investigación biomédica han dado lugar al desarrollo de estrategias científicas revolucionarias como la inmunoterapia y la terapia celular, que están transformando el tratamiento de las enfermedades oncohematológicas. Dentro del programa de inmunoterapia contra el cáncer se está apostando por las terapias con células CAR-T, que permiten modificar las células inmunitarias de un paciente para que se unan y destruyan las células cancerígenas.

La terapia CAR-T permite que los linfocitos T de un paciente sean reprogramados genéticamente fuera del organismo, para que una vez reinfundidos al paciente sean capaces de reconocer células cancerosas. Se trata de una terapia de administración única creada individualmente para cada paciente que implica un proceso de fabricación de alta complejidad. «La terapia CAR-T tiene potencial curativo con una sola dosis para enfermedades oncohematológicas que hasta ahora no contaban con opciones terapéuticas que mejorasen significativamente la supervivencia», según se comentó durante la sesión clínica.

Las terapias CAR-T se han convertido en el referente de la medicina personalizada y están transformando el abordaje y el pronóstico de muchas enfermedades oncohematológicas, como el linfoma difuso de células B grandes y la leucemia linfoblástica aguda en pacientes que no responden a otros tratamientos o están en recaída. «Es necesario construir estrategias conjuntas entre todos los actores del sistema sanitario con el objetivo de mejorar los resultados de las terapias CAR-T y seguir avanzando hacia un modelo sostenible y accesible que garantice que todos los pacientes que lo necesiten puedan beneficiarse de su potencial terapéutico», aseguraron los expertos.

La terapia inmunocelular CAR-T, un cambio de paradigma en el tratamiento de los pacientes con enfermedades hematológicas agresivas y con altas tasas de recaída

Igualmente, abogaron por plantear estrategias que garanticen su correcta implantación y administración en los pacientes. «Ante la llegada de una terapia tan innovadora resulta fundamental la formación completa y rigurosa a los profesionales sanitarios, los pacientes y la sociedad. Esta es una de las vías fundamentales para garantizar su correcta implantación en la práctica clínica», aseveraron.

Manejo pacientes candidatos a CAR-T en el Hospital Universitario Son Espases
Una vez se indica el tratamiento y se obtiene la autorización del Ministerio para la terapia CAR-T, el primer paso es contactar con el centro que va a recibir al paciente para realizar la visita pre-tratamiento. Posteriormente, dicho centro extrae los linfocitos del paciente para tratarlos mediante terapia celular y dirigirlos contra el tumor de forma específica.

«Para ello, es necesario un período de aproximadamente 1 mes en el que el CAR-T está en fabricación, durante el cual el paciente debe ser tratado con alguna terapia puente en nuestro centro para evitar la progresión de su enfermedad hasta el momento de la infusión del CAR-T. Una vez tratado, en un período de 1 a 3 meses, el paciente vuelve a nuestro centro donde realizamos el seguimiento y tratamiento de soporte posterior. Es importante una buena comunicación entre el centro emisor y receptor», concluyó la Dra. Sampol.

Noticias complementarias