Inicio ASP Un estudio define posibles biomarcadores tempranos que anticipan el riesgo de Covid...

Un estudio define posibles biomarcadores tempranos que anticipan el riesgo de Covid persistente

biomarcadores-covid-persistente-sangre

..Gema Maldonado.
Un estudio que ha seguido a más de 300 pacientes desde el diagnóstico del Covid-19 hasta tres meses después han identificado una serie de posibles factores de riesgo y biomarcadores asociados al Covid persistente. Entre otros hallazgos, han determinado cuatro indicadores que hallados en el momento del diagnóstico de Covid-19 pueden considerase factores de riesgo de padecer Covid: tener en el torrente sanguíneo ARN del virus SARS-CoV-2 y restos del virus de Epstein-Barr en los pacientes que alguna vez se contagiaron, tener autoanticuerpos específicos y padecer diabetes tipo 2.

Han determinado cuatro indicadores que hallados en el momento del diagnóstico de Covid-19 pueden considerase factores de riesgo de padecer Covid persistente

El estudio, realizado por científicos del Institute for Systems Biology (ISB) de (Seattle) se ha publicado recientemente en la revista científica Cell. Se vinculan decenas de síntomas al Covid persistente, que puede presentarse de forma muy heterogénea. Pero aún se sabe poco de sus factores de riesgo y de sus asociaciones biológicas. Los autores del estudio han tratado de hallar esas asociaciones y encontrar biomarcadores que indiquen de forma temprana el riesgo que tiene un paciente de Covid-19 de padecer después Covid persistente y poder dirigir las posibles terapias en esa dirección.

Para ello hicieron un estudio longitudinal en pacientes con Covid-19, de los que algunos después informaron de síntomas de Covid persisente, y tomaron un grupo de control con más de 450 personas sanas. Partieron de las sospechas actuales sobre las razones por las que unos pacientes desarrollan Covid persistente y otros no: la posiblidad de que se relacione con factores autoinmunes o con fragmentos virales que quedan en el organismo.

Presencia de ARN del virus SARS-CoV-2 y restos del virus de Epstein-Barr en sangre, tener autoanticuerpos específicos y padecer diabetes tipo 2

Así que buscaron en tres momentos diferentes de la enfermedad (el diagnóstico, la fase sintomática aguda y la convalecencia) fragmentos de ARNm del SARS-CoV-2 en la sangre, autoanticuerpos y restos del virus de Epstein-Barr (EBV). Este último se ha relacionado en algunos estudios previso con el Covid persistente.

En esta búsqueda, midieron la viremia plasmática del EBV, buscano una posible reactivación del virus latente. Hicieron lo mismo con el citomegalovirus y con el propio SARS-CoV. Encontraron viremia por EBV en el 14% de los pacientes analizados al inicio y ARN del SARS-CoV-2 en el 25%, pero no hallaron viremia por citomegalovirus. En las dos siguientes mediciones los restos de ambos virus disminuyeron.

Encontraron viremia por EBV en el 14% de los pacientes analizados al inicio y ARN del SARS-CoV-2 en el 25%

Para los investigadores, la detectabilidad de estos dos virus entendida como factores de Covid persistente puede sugerir que administrar antivirales de forma tempran puede ser beneficioso no solo para el Covid-19, «también para reducir más tarde el Covid persistente».

También comprobaron en pacientes ya en convalecencia bajos niveles de cortisona y cortisol. En el caso del cortisol, ya se había hallado esta caída en pacientes agudos, pero no en convalecencia. Los investigadores apuntan a que se podría aplicar a estos pacientes terapia de reemplazo de cortisol «como un tratamiento potencial».

Los autores del estudio creen que estos biomarcadores pueden ayudar a definir clínicamente el Covid persistente y a dirigir los tratamientos

Entre otros hallazgos, vieron que los anticuerpos se correlacionaban con los anticuerpos anti-SARS-CoV-2 y los asociaron con distintos patrones de Covid persistente. De esta forma los pacientes con síntomas neurológicos mostraban niveles más altos de un autoanticuerpo específico diferente al que mostraban los que tenían síntomas respiratorios.

Los investigadores interpretan que la asociación entre la hiperinflamación en la fase aguda de la enfermedad y los autoanticuerpos, implican que las terapias que se aplican frente a la inflamación «pueden influir en el Covid persistente». Según los investigadores estos hallagos y otros que se describen en el estudio son «biomarcadores que pueden ayudar a definir clínicamente el Covid persistente».

Noticias complementarias: