Inicio ASP Un tercio de los pacientes oncológicos puede abandonar el tratamiento si no...

Un tercio de los pacientes oncológicos puede abandonar el tratamiento si no se trata el estreñimiento inducido por opioides, según un estudio

Pacientes-Oncológicos

..Redacción.
En el marco del XXIV Simposio de Revisiones en Cáncer, que tendrá lugar entre el 7 y 11 de febrero, se celebrará una sesión para abordar las novedades en el tratamiento de dos síntomas de gran impacto en los pacientes oncológicos, como son el dolor irruptivo oncológico (DIO) y el estreñimiento inducido por opioides (EIO). Los estudios apuntan a que un tercio de los pacientes oncológicos puede abandonar el tratamiento si no se trata el estreñimiento inducido por opioides. Asimismo, los datos epidemiológicos revelan que hasta el 87% de los pacientes oncológicos puede padecer estreñimiento inducido por opioides y que más de la mitad presentarán dolor irruptivo oncológico durante la evolución de su proceso oncológico.

Los datos epidemiológicos revelan que hasta el 87% de los pacientes oncológicos pueden padecer EIO y que más de la mitad presentarán DIO

Con frecuencia, el EIO no se puede resolver con laxantes. Las consecuencias son la afectación del estado general de los pacientes y de su calidad de vida, conduciéndoles al abandono del tratamiento con opioides. Con ello, el dolor reaparece, haciendo que su control sea inadecuado. «Se trata de un síntoma poco valorado, los pacientes no le suelen dar importancia en sus inicios. Sin embargo, cuando está establecido, se hace permanente o tiene otras complicaciones. En este contexto, es habitual que el paciente deje el tratamiento analgésico priorizando aliviar el dolor o molestias ocasionadas por el estreñimiento, en lugar del dolor generado por la afectación neoplásica«, explica la Dra. Sofía España Fernández, oncóloga médica en el ICO de Badalona.

Por su parte, el DIO aparece de forma súbita y transitoria y se caracteriza por su intensidad elevada, un inicio rápido (1-5 minutos) y una frecuencia de 1 a 4 episodios al día, con una duración usualmente inferior a unos 20-30 minutos. En este sentido, la Dra. Marta González Cordero, oncóloga médica y responsable de la Unidad de Ensayos Clínicos del Hospital Universitario de Badajoz explica que «aunque el paciente con DIO tenga tratado su dolor de forma eficaz, se puede mostrar insatisfecho con la analgesia. Ello se traduce en un aumento de la limitación funcional, niveles elevados de depresión y ansiedad, junto con un sufrimiento físico y emocional que deteriora su calidad de vida».

El dolor irruptivo oncológico aparece de forma súbita y transitoria y se caracteriza por su intensidad elevada

La jornada, dirigida a médicos oncólogos, enfermeros, investigadores e inmunólogos sobre el manejo de los tumores, abarcará desde el diagnóstico hasta el tratamiento oncológico, analizando los resultados actuales para buscar áreas de mejora futuras. «Afortunadamente, los avances en investigación de los últimos años se han traducido en fármacos adaptados a estas fisiopatologías: en el caso del DIO, los fentanilos transmucosos y en el caso del EIO, los antagonistas del receptor de opioide mu de acción periférica«, explica la Dra. González. «Se ha visto que el paciente con cáncer quiere vivir más, pero también vivir mejor. Por tanto, conocer la fisiopatología y los mecanismos de acción es clave para abordar los síntomas del paciente oncológico de la mejor manera posible. Además, es muy importante que el paciente pueda auto administrarse fácilmente, pues así tendrá mayor control y autonomía sobre su situación», afirman las expertas.

En definitiva, «el paciente con cáncer de hoy es un paciente que tiene obligaciones familiares, sociales y, en muchos casos, laborales. Por ello, otra herramienta imprescindible es la multidisciplinariedad y la implicación de distintos servicios como las Unidades de Cuidados Paliativos, Atención Primaria o los Servicios de Oncología Radioterápica en los cuidados del paciente», concluye la Dra. González.

Noticias complementarias: