Inicio ASP La cirugía ortopédica y traumatología después de la pandemia: el día después.Dr....

La cirugía ortopédica y traumatología después de la pandemia: el día después.Dr. Luis Rafael Ramos

Dr.-Luis-Rafael-Ramos

..Dr. Luis Rafael Ramos Pascua, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (Secot) 2020-2022.
Anuario iSanidad 2021.
Aceptando que la pandemia hubiera pasado, lo cual habría que matizar por incierto, ¿con qué nos encontramos en la especialidad de la Cirugía Ortopédica y Traumatología? Partimos de la satisfacción colectiva de los traumatólogos por haber demostrado capacidad para planificar estructuras y métodos de trabajo en situaciones críticas; en consecuencia, se han podido tratar de forma diligente las patologías traumatológicas y ortopédicas urgentes, aunque con el posible agravamiento de enfermedades crónicas del aparato loco- motor y con el incremento de las demandas asistenciales por parte de la población y la Administración.

El reto es mayúsculo y lo asumimos, pero hay que partir del realismo y la transparencia. La mayor parte de las patologías que han sufrido demoras en su atención han sido y siguen siendo degenerativas; y los recursos no son infinitos. Hay que saberlo y decirlo. La prioridad en la atención a los pacientes con patologías músculo-esqueléticas debe seguir obedeciendo a criterios médicos, por lo que sería conveniente replantear el compromiso temporal de plazos de asistencia a los pacientes con patologías no urgentes, por irreales.

La prioridad en la atención a los pacientes con patologías músculo-esqueléticas debe seguir obedeciendo a criterios médicos

Según éstos, las artropatías y tendinopatías degenerativas -por ejemplo- de más o menos severidad sintomática y tan íntimamente relacionadas con el envejecimiento y el aumento de las expectativas de vida de la población, deben seguir «cediendo el quirófano» al tratamiento de la patología traumatológica, tumoral, infecciosa o neurológica, también con índices de prevalencia cada vez mayores, puesto que el momento de su tratamiento condiciona los resultados de la enfermedad. También en las consultas, donde habrá que idear fórmulas creativas para afrontar la masificación: más inversión en la atención primaria, más campañas de educación a la población, un mayor uso de la telemedicina, etc.

En lo relativo a los recursos, obviamente la salud es cara y precisa de inversiones. Aparte de planes de choque inmediatos y mantenidos en el tiempo, se deben ajustar las plantillas a las demandas asistenciales, invertir en innovación de la mano de la industria, facilitar la formación continuada de los profesionales, reducir la inestabilidad laboral, etc. Todo, lógicamente, de manera eficiente y con los controles de gestión correspondientes. Sirvan estas letras para demandar compromiso a la Administración y respeto y confianza a la población. Compromiso a la Administración para gestionar los recursos de acuerdo a las necesidades reales de los profesionales sanitarios y de la población. Y a ésta, respeto y confianza, sin aplausos impostados.

La mayor parte de las patologías que han sufrido demoras en su atención han sido y siguen siendo degenerativas

Los médicos, en general, estamos comprometidos por el juramento hipocrático y sólo nos mueve el interés ajeno. Somos servidores públicos. Y los traumatólogos y la Secot en particular, como asociación médico-científica que representa a la mayoría de ellos, intentamos promover y garantizar la movilidad, la A salud y la calidad de vida de los pacientes.

Noticias complementarias: