Inicio ASP Dra. Marta Montero (Quirónsalud): «La protonterapia representa una alternativa avanzada, segura y...

Dra. Marta Montero (Quirónsalud): «La protonterapia representa una alternativa avanzada, segura y eficaz contra algunos tumores»

Dra.-Marta-Montero

..Redacción.
La Dra. Marta Montero es oncóloga radioterápica en el Centro de Protonterapia Quirónsalud. En una entrevista con iSanidad, la especialista ha destacado los principales beneficios que aporta el tratamiento con protonterapia a los pacientes. En este sentido, ha señalado que «actualmente, la protonterapia representa una alternativa más avanzada, segura y efectiva en la lucha contra algunos tipos de cáncer, en comparación con la radioterapia clásica. Al tratar exclusivamente la zona tumoral, minimizamos la toxicidad mejorando la tolerancia al tratamiento y asegurando su continuidad, siendo este uno de los factores pronósticos más importantes en los pacientes oncológicos». Asimismo, ha añadido que «la cobertura al volumen tumoral mejora respecto a técnicas convencionales logrando con ello un mayor control local de la enfermedad. A nivel crónico, minimiza secuelas a largo plazo teniendo un impacto positivo en la calidad de vida de los pacientes».

¿Qué valor aporta la protonterapia como terapia contra el cáncer? ¿Cómo va a evolucionar en el futuro?
La protonterapia en un tipo de radioterapia que se diferencia de la convencional, con fotones, en las características físicas de estas partículas pesadas, los protones. Al basarse en un haz de partículas cargadas aceleradas de alta energía, permite conformar de forma más exacta la radiación a nivel del objetivo, porque depositan la mayor parte de su energía a la profundidad del tumor. Esto permite dirigir la dosis de radiación esencialmente al tumor, minimizando el riesgo de dañar los tejidos sanos circundantes. En concreto, los protones se dirigen con precisión milimétrica y depositan la dosis específica de radiación en una región. Al tratar exclusivamente la zona tumoral, minimizando el daño en el tejido sano circundante, tiene una menor toxicidad tanto aguda como crónica.

La protonterapia permite dirigir la dosis de radiación esencialmente al tumor, minimizando el riesgo de dañar los tejidos sanos circundantes

Actualmente la protonterapia representa una alternativa más avanzada, segura y efectiva en la lucha contra algunos tipos de cáncer, en comparación con la radioterapia clásica. Un ejemplo son tumores radio-resistentes que precisan de irradiación a dosis altas para alcanzar control local, como son los cordomas o los sarcomas. Por localización, caben destacar tumores de la base de cráneo, oculares o tumores del sistema nervioso central cuya cobertura se vería comprometida por las estructuras criticas adyacentes con una dosis de tolerancia inferior a la dosis de prescripción necesaria para controlar al tumor.

Especialmente relevante es el papel de la protonterapia en pacientes pediátricos al reducir la dosis a órganos sanos cercanos y lejanos al tumor, estando estos pacientes en pleno desarrollo y pudiendo verse este comprometido por la irradiación del tejido sano circundante, además de disminuir dosis integral (a grandes volúmenes de tejido) y, con ello riesgo de segundas neoplasias inducidas.

Cuando dispongamos de mayor número de unidades de protonterapia, mayor número de pacientes se podrán beneficiar de esta terapia al poderse contemplar otras indicaciones como son tumores a nivel abdomino-pélvico (digestivos, hepáticos, urológicos entre otros) o tumores a nivel torácico como tumores esofágicos, pulmonares o mediastínicos gracias al sistema de control respiratorio e incluso tratamientos más cortos (hipofraccionados) hasta llegar a tratamientos en una sola sesión (radiocirugía). En investigación para un futuro próximo se encuentran técnicas prometedoras como son la terapia rotacional y las irradiaciones de muy alta intensidad, llamadas Flash.

Según la Dra. Marta Montero, la cobertura al volumen tumoral mejora respecto a técnicas convencionales logrando con ello un mayor control local de la enfermedad.

¿Qué indicaciones se están cubriendo desde el centro de Quironsalud? ¿Está previsto que se utilice para nuevas aplicaciones en el futuro?
En nuestro centro la mitad de los pacientes tratados hasta ahora son pediátricos. En casi todos los casos son tumores incluidos en las recomendaciones de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), siendo los más frecuentes tumores del sistema nervioso central, sarcomas, cordomas-condrosarcomas, tumores primarios de la base del cráneo o tumores del área ORL con infiltración de esta y reirradiaciones en pacientes que han progresado a una irradiación previa, principalmente a nivel de sistema nervioso central. Así, en todos ellos es preciso adaptar la dosis y, en la mayoría de los pacientes pediátricos se suele utilizar anestesia para que los menores permanezcan correctamente inmovilizados y las sesiones puedan llevarse a cabo de manera óptima.

Al igual que a nivel internacional, conforme dispongamos de mayor número de unidades de protonterapia podremos incrementar indicaciones, técnicas e investigación posibilitando a un mayor número de pacientes beneficiarse de este tratamiento.

El tratamiento con protonterapia minimiza secuelas a largo plazo impactando positivamente en la calidad de vida de los pacientes

¿Cómo ayuda al paciente el tratamiento con protonterapia? ¿Aporta alguna ventaja a los profesionales?
Al tratar exclusivamente la zona tumoral disminuyendo dosis en el tejido sano circundante, minimiza con ello la toxicidad mejorando la tolerancia al tratamiento y asegurando con ello la continuidad del mismo, siendo este uno de los factores pronósticos más importantes en los pacientes oncológicos. La cobertura al volumen tumoral, principalmente en tumores localizados o adyacentes a regiones criticas como es a nivel cerebral o medular, mejora respecto a técnicas convencionales logrando con ello un mayor control local de la enfermedad. A nivel crónico, minimiza secuelas a largo plazo impactando esto positivamente en la calidad de vida de los pacientes.

Para nosotros, los profesionales, es muy reconfortante trabajar con una técnica que beneficia al paciente y que además supone un reto profesional en el ámbito de la investigación y desarrollo, y por supuesto la docencia.

Dra. Marta Montero: «El beneficio de la protonterapia es más evidente en los paciente pediátricos, con un elevado nivel de curación»

¿Es igual de válida para pacientes pediátricos que adultos?
En los pacientes pediátricos es donde el beneficio de la protonterapia es más evidente, dado que los tejidos sanos que están alrededor del tumor están todavía en desarrollo y son más sensibles a la radiación. Además de su elevado nivel de curación (80% de supervivencia a 5 años), permite reducir el riesgo de efectos secundarios agudos y a largo plazo, como la disminución de la función neurocognitiva, alteraciones en el crecimiento o de tipo hormonal, entre otros. Y al reducir también la dosis integral, se reduce también el riesgo de segundos tumores, lo que representa un valor determinante en niños con cáncer dado que su esperanza de vida será mucho mayor.

No obstante, a pesar de que el impacto es mayor en pacientes pediátricos por lo previamente comentado, los pacientes adultos por supuesto que se benefician también de esta técnica por esta disminución de la toxicidad en tejido sano. Y en los casos indicados, existe una sinergia con los tratamientos de inmunoterapia.

¿Cómo se especializa un profesional en protonterapia?
Los profesionales dedicados a protonterapia somos Oncólogos Radioterápicos, una especialidad médica a la que se accede por vía MIR. No existe una subespecialidad dentro de ésta para dedicarse a la protonterapia, la formación corre a cargo de nosotros los profesionales que acudimos a centros con amplia experiencia en esta técnica.

Noticias complementarias