Inicio ASP La CAR-T del Sant Pau finaliza con éxito el ensayo en fase...

La CAR-T del Sant Pau finaliza con éxito el ensayo en fase I contra linfoma de Hodgkin y no-Hodgkin T

El hospital presenta los resultados del primer ensayo clínico CAR-T30 de Europa, de producción propia, contra estos dos tipos de linfomas

CAR-T-Sant-Pau-linfoma

..Redacción.
El primer ensayo con un medicamento de inmunoterapia CAR-T producido por el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, pionero en Europa, para el tratamiento del linfoma de Hodgkin clásico y linfoma no-Hodgkin T CD30+ en recidiva o refractario, ha finalizado con éxito la fase I. Sant Pau, uno de los dos centros autorizados en Cataluña para producir este tipo de medicamento de inmunoterapia CAR-T, ha presentado los resultados en el Congreso de la Sociedad Europea de Hematología (EHA), que se celebra en Viena del 9 al 17 de junio.

En la fase I del ensayo, aprobado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), han participado 10 pacientes con linfoma de Hodgkin y linfoma T, refractarios a todos los tratamientos convencionales aprobados. Los pacientes tratados provienen de diferentes comunidades autónomas (Cataluña, Andalucía, Asturias, Galicia, Castellano y León y Valencia) y otros países europeos (Italia, Austria y Polonia). El proyecto, está liderado por el Dr. Javier Briones, jefe de la Unidad de Hematología Clínica del Servicio de Hematología del Hospital de Sant Pau y director del grupo de investigación de inmunoterapia celular y terapia génica del Instituto de Investigación del Hospital de Sant Paz – IIB-Sant Pau.

Las células T de memoria CAR30 (HSP-CAR30) poseen un «excelente perfil» de seguridad. Además, los datos preliminares muestran una «altísima eficacia»: un 50% de los pacientes tuvieron una respuesta completa al tratamiento con desaparición del linfoma

Las células T de memoria CAR30 (HSP-CAR30) poseen un «excelente perfil» de seguridad. Además, los datos preliminares muestran una «altísima eficacia«: un 50% de los pacientes tuvieron una respuesta completa al tratamiento con desaparición del linfoma. Estos «excelentes resultados» son la base para el estudio de fase II, cuyos pacientes ya han comenzado a recibir el tratamiento en el Hospital de Sant Pau.

Las investigadoras Ana Carolina Caballero, Laura Escribà Garcia y Carmen Álvarez Fernández, del grupo de investigación en inmunoterapia celular y terapia génica del Instituto de Investigación de Sant Pau – IIB Sant Pau, señalan que ha sido un camino largo desde el comienzo de la investigación en el laboratorio. «Hemos ido alcanzando metas como el diseño y la fabricación del medicamento o los estudios preclínicos. Ahora, terminar la fase I y comprobar en el primer ensayo clínico en Europa para este tipo de linfoma que la mitad de los pacientes han logrado la remisión completa del cáncer, es muy gratificante y motivador», aseguran.

En la fase I del ensayo han participado 10 pacientes con linfoma de Hodgkin y linfoma T, refractarios a todos los tratamientos convencionales aprobados

Los medicamentos celulares CAR-T del Sant Pau se fabrican a partir de los linfocitos T del mismo enfermo. La modificación genética incorporada mediante terapia génica permite que expresen un receptor para potenciar la destrucción del tumor, el receptor de antígeno quimérico. El CAR-T del Sant Pau es un medicamento de terapia avanzada fabricado a partir de un tipo de linfocito T de memoria del propio paciente. Estas células del organismo humano son poco numerosas, pero extremadamente eficaces y se generan después de una infección primaria. Además, tienen un poderoso efecto citotóxico, calidad de ser tóxicas frente a otras que están alteradas, y viven muchos años en nuestro cuerpo.

«Seleccionamos estos linfocitos T de memoria del mismo paciente y los dotaremos de un “arma” que, cada vez que detecte uno de estos antígenos CD30, los que expresan las células tumorales del linfoma, las elimine. Así, de esta forma y de forma perpetua en el cuerpo del paciente restaría un “detector y eliminador” de cualquier célula del linfoma que volviera a aparecer. En definitiva, es la modificación genética de los linfocitos T del mismo paciente para que estos ataquen células cancerosas», explica el Dr. Javier Briones, responsable clínico del proyecto.

Noticias complementarias