Inicio ASP La salud con perspectiva de género debe incorporarse de forma urgente en...

La salud con perspectiva de género debe incorporarse de forma urgente en las facultades de medicina

perspectiva-género-facultades-medicina

..P.M.S.
..C.C./A.G.B (Fotografía y vídeo)
A pesar de que las mujeres representan el 50% de la población mundial, en el diagnóstico, tratamiento y la investigación clínica se les extrapolan conocimientos acerca de enfermedades estudiadas para hombres. En concreto, en los ensayos clínicos, las mujeres no superan de media el 30% de los pacientes participantes, dependiendo de la patología. Además, actualmente los planes de estudio de las facultades de medicina en España no incluyen la perspectiva de género, una situación que debe corregirse de forma urgente. Así se ha puesto de manifiesto durante un coloquio organizado por iSanidad, en colaboración con Organon, que ha profundizado en el abordaje de la salud con perspectiva de género.

Para la Dra. Carmen Gallardo, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos y vicepresidenta de la Conferencia Nacional de Decanos de las Facultades de Medicina, «es necesario empezar ya a incorporar la perspectiva de género en las universidades, no podemos dejarlo más. A nivel teórico, todos conocemos los objetivos de la perspectiva de género, pero una cosa es el papel y otra la realidad. Cuando se quiere aplicar en el día a día, hay muchísimas barreras». En este sentido, el Dr. Manuel Anxo Blanco, director ejecutivo de Relaciones Institucionales, Acceso y Comunicación de Organon, ha destacado que cuantos más agentes del sistema sanitario estén implicados, mayor fuerza se podrá hacer para «construir una realidad donde se pueda incluir la perspectiva de género en la salud dentro de la práctica».

Dra. Carmen Gallardo: «Es necesario empezar ya a incorporar la perspectiva de género en las universidades, no podemos dejarlo más»

En este sentido, la Dra. María Teresa Ruiz Cantero, catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Alicante, ha recordado que hay muchas patologías que tienen diferentes signos y síntomas entre mujeres y hombres. «Como se ha estudiado en su mayoría muestras de hombres, el conocimiento de que en las mujeres la enfermedad puede expresarse de manera diferente no se ha estudiado. Con lo cual, se retrasa el diagnóstico y las terapias. Esto conlleva a discapacidad, pérdida de calidad de vida y de bienestar».

Papel de la universidad para impulsar el abordaje de la salud con perspectiva de género
En esta línea, ha señalado que en las patologías más frecuentes en mujeres, y también en los hombres, puede haber un retraso en el diagnóstico. «La perspectiva de género al tratar la salud contribuye al beneficio de las mujeres pero también de los hombres, por eso tiene que llegar a la formación universitaria». En su opinión, «si hay una mala práctica profesional desde la perspectiva de género, no es por voluntad de los profesionales, sino porque no han aprendido este conocimiento en la universidad. Es necesario incorporar la perspectiva de género de manera transversal en toda la carrera». Para ello, ha recalcado que se pueden llevar a cabo diferentes medidas, pero es esencial que haya voluntad política.

Dra. Ruiz Cantero: «Si hay una mala práctica profesional desde la perspectiva de género es porque no han aprendido este conocimiento en la universidad»

Según la Dra. Gallardo, «las agencias de evaluación podrían ayudar mucho para dar un impulso a la enseñanza de la medicina con perspectiva de género». Así, ha comentado que si en la acreditación para pedir un título o las renovaciones se incorporase la perspectiva de género por base, esta saldría rápidamente. «En el momento en el que hay una documentación obligatoria, todo el mundo lo haría porque sabe que si no, tiene problemas para sacar las titulaciones. Creo que deberíamos apoyarnos ahí».

Medidas para aplicar esta perspectiva
La Dra. Ruiz Cantero ha resaltado el papel de las revistas científicas, que han incorporado unas recomendaciones de aplicación de la perspectiva sexo-género a los artículos. «En algunas prestigiosas publicaciones, ya cuando les llegan artículos de ensayos clínicos con ratones machos, devuelven los artículos y les dicen que cuando hagan el mismo tipo de ensayos incorporando también a ratones hembras se lo publicarán. Esto está muy bien, siento que es una gran fortaleza». Además, ha explicado que la Agencia Catalana de Calidad (AQU Catalunya) ha puesto en marcha el plan de incorporación de la perspectiva de género en salud, estimulando y facilitando la formación del profesorado que tenga interés. «Cada año se ofertan cursos de formación, esto es fundamental. Por ello, yo creo que el principal problema de esta falta de incorporación de la perspectiva de género es la actitud».

Dr. Manuel Blanco: «Hace falta mucha sensibilización y difusión de la evidencia científica ya no solo en el profesorado, sino en todo el colectivo sanitario»

Al respecto, ha subrayado que al mostrar datos concretos hay personas que se dan cuenta de la gravedad de no valorar las diferencias en la sintomatología y sus consecuencias. «Es necesario facilitar este abanico de conocimiento que existe y que el profesorado tenga la actitud de aprender». Por su parte, el Dr. Blanco ha destacado que «la actitud se construye mucho desde la curiosidad y desde los prejuicios. Para romper prejuicios y generar curiosidad hace falta mucha sensibilización y difusión de la evidencia científica ya no solo en el profesorado, sino en todo el colectivo sanitario».

Para la Dra. Gallardo, la estrategia para aplicar la perspectiva de género en la salud debe pasar por la innovación. «Hay que crear grupos de innovación que ahora mismo se premian en todas las universidades». Además, ha expuesto que un estudio de hace varios años de la Universidad de Zaragoza hizo una revisión en 20 de los atlas de anatomía más utilizados de los diferentes países, con la conclusión de que  el cuerpo que presentaban con más frecuencia  era el de hombre blanco. «En los atlas de anatomía sigue siendo el cuerpo del varón el que aparece, no el de la mujer. Seguimos ahí».

Noticias complementarias