Inicio ASP El herpes zóster genera un gasto anual de 21 millones en España:...

El herpes zóster genera un gasto anual de 21 millones en España: «Tenemos estrategias de prevención para reducir su impacto»

herpes-zóster-gasto-España

..Pablo Malo Segura (Sevilla).
El herpes zóster está causado por la reactivación del virus latente de la varicela zóster. Esta enfermedad puede causar dolor intenso y debilitante, entre otras complicaciones graves, que deterioran la calidad de vida de quien lo padece. La incidencia general en España es de 351,6 casos por 100.000 habitantes. Según un estudio presentando en el Congreso de Epidemiología de León el año pasado, el gasto económico anual que representa el herpes zóster en España es de 21 millones de euros, pero «tenemos estrategias de prevención que pueden ayudar a reducir su impacto». Así lo ha señalado  Javier Castrodeza Sanz, catedrático de salud pública de la Universidad de Valladolid y jefe de Servicio de Medicina preventiva y Salud Pública del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, durante la sesión técnica Vacunación frente al herpes zóster, patrocinada por GSK, en el 22 Congreso Nacional Farmacéutico.

La disminución de la inmunidad relacionada con el envejecimiento aumenta el riesgo de herpes zóster. De hecho, casi el 70% de los casos de herpes zóster aparecen a partir de los 50 años. «Del 5 al 30% de los pacientes pueden tener un proceso crónico y el 5% puede tener tasas de recidiva», ha recordado Castrodeza. Además, ha señalado que el 90% de las personas que desarrollan un zóster son inmunocomprometidas. «La carga social y económica del herpes zoster en España es muy importante. Esta enfermedad presenta una baja mortalidad pero sus complicaciones constituyen un importante problema de salud pública en España, al igual que en los países de nuestro entorno», ha indicado.

Casi el 70% de los casos de herpes zóster aparecen a partir de los 50 años

Papel de la farmacia comunitaria y vacunación frente al herpes zóster
Rosario Cáceres Fernández-Bolaños, farmacéutica del departamento técnico del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla y vocal de la Asociación Española de Vacunología (AEV), ha subrayado que el paciente mayor cada vez tiene más importancia en el calendario de vacunación. «La farmacia comunitaria es muy importante a la hora detectar a los pacientes crónicos o con características susceptibles de derivar al médico o de recomendar una determinada vacuna».

Rosario Cáceres ha señalado que será más frecuente encontrar en la farmacia recetas donde a un paciente le han prescrito la vacuna frente al herpes zóster conocida como Shingrix. «Hemos detectado errores a la hora de dispensarla. No es un medicamento hospitalario, se puede dispensar perfectamente desde la farmacia comunitaria. Es una vacuna que el paciente tiene que pagar su importe integro y no está financiada, pero se puede dispensar con su receta médica», ha explicado. En este sentido, ha destacado la importancia de hablar a los pacientes de las herramientas de prevención disponibles aunque no estén financiadas.

La farmacia comunitaria juega un papel determinante en la vacunación del adulto

Según ha explicado es una vacuna de una glicoproteína E con un adyuvante que modula y potencia su respuesta. Se pauta en dos dosis y la segunda se administra a los dos meses, aunque se podría retrasar hasta los seis meses. «Es una vacuna muy eficaz, con datos de eficacia por encima del 90% en todas las edades. A lo largo del tiempo la protección continúa, tenemos datos de más de 7 años que muestran que la vacuna sigue siendo muy eficaz». Además, ha comentado que se pueda provechar la campaña de vacunación de la gripe para administrarla. «La vacuna se puede coadministrar con todas las vacunas del adulto: Covid, gripe, neumococo, etc». Además, ha pronosticado que «está a punto de llegar el momento de que pongamos vacunas en la farmacia».

El objetivo principal de la vacunación es reforzar la inmunidad celular para prevenir la reactivación del virus de la varicela zóster (VVZ). En concreto, AS01 es un componente crítico en la composición de Shingrix, diseñado específicamente para potenciar tanto al respuesta de células T como la producción de anticuerpos frente al virus de manera persistente. «El amplio desarrollo clínico de Shingrix ha permitido proteger a las poblaciones de mayor riesgo de presentar la enfermedad, incluyendo los adultos mayores de 18 años. Tal vez es la primera vacuna en población adulta que, debido a su eficacia, se comporta como una vacuna de población pediátrica», ha asegurado.

El deterioro de la inmunidad celular debido a la inmunosenescencia supone un gran reto para el desarrollo de vacunas frente al herpes zóster

Las recomendaciones aprobadas por la Comisión de Salud Pública en marzo de 2021 indican la vacunación con Shingrix en las personas con condiciones de riesgo, a partir de los 18 años de edad. En segundo lugar, aconsejan incorporar en 2022 la vacunación sistemática frente a herpes zóster con esta misma vacuna en la población general en la cohorte de 65 años (nacidos en 1957). Además, señalan que en función de la disponibilidad de dosis se captará y vacunará al menos una cohorte por año comenzando por la cohorte que cumple 80 años y descendiendo en edad hasta alcanzar a la primera cohorte que se vacunó a los 65 años. «La vacunación debe dirigirse a las dos poblaciones con mayor riesgo de herpes zóster: adultos mayores de 50 años e inmunocomprometidos mayores de 18 años», ha concluido Castrodeza.

Noticias complementarias