Biogen desarrolla 25 de sus 29 ensayos clínicos en España: «Los investigadores españoles tienen una calidad y un compromiso únicos»

Sede de Bigen, comercializadora de aducanumab, anticuerpo monoclonal para el alzhéimer

..Gema Maldonado.
España participa en 25 de los 29 ensayos clínicos que la empresa de biotecnología Biogen tiene activos actualmente. Con datos de 2021, más de 560 pacientes residentes en el país participaban en estos ensayos, que involucran a 106 investigadores de 186 centros sanitarios. «España es uno de los motores de la investigación y la innovación en neurociencias para Biogen», afirmaba este martes en un encuentro con periodistas Christiano Silva, director general de Biogen España. «Los investigadores españoles tienen una calidad y un compromiso únicos», ha alabado el directivo, que aterrizó en la filial española de la compañía hace un par de meses.

«España es uno de los motores de la investigación y la innovación en neurociencias para Biogen»

Según datos de Farmaindustria, España ocupa las primeras posiciones en el mundo en la realización de ensayos clínicos. Es un país atractivo para las investigaciones de la industria farmacéutica en colaboración con la red de hospitales españoles. Biogen está desarrollando en España ensayos de nuevas terapias para enfermedades aún sin cura, como el alzhéimer, y otras sobre las que aún hay mucho camino por recorrer, como el lupus, el ictus, la atrofia muscular espinal (AME), la esclerosis múltiple o la depresión. Uno de estos estudios, centrado en la investigación sobre otras posibles dosis de su terapia para la AME, una enfermedad rara, tiene en España el mayor número de pacientes incluidos en el ensayo de toda Europa.

biogen-españa-investigacionRecién llegado a España, tras una experiencia de 15 años en la industria farmacéutica en el continente americano principalmente, Silva, cardiólogo de formación, reconoce que este mercado «es más maduro de los mercados a los que estaba acostumbrado en América, con crecimientos constantes». Una de las características del mercado español, según Farmaindustria, algunas asociaciones de pacientes y sociedades científicas, es la lentitud con la que las innovaciones farmacológicas llegan al mercado.

El director general de Biogen España cree que es necesario «cambiar y ampliar la forma en la que evaluamos los medicamentos» 

Christiano Silva cree que hay «tres patas que atacar» para facilitar el acceso. En primer lugar, la necesidad de más innovación. «En los últimos años la inversión en I+D ha crecido 10 veces menos que en Estados Unidos. La consecuencia es que investigamos menos y tenemos menos oportunidad de investigación clínica», una situación que también afecta a los pacientes, apuntó. En segundo lugar, cree que es necesario «cambiar y ampliar la forma en la que evaluamos los medicamentos».

Seis de las terapias de Biogen están disponibles en España: tres son biosimilares anti-TNF, y el resto medicamentos para la AME y la esclerosis múltiple 

En este sentido, Biogen propone una estrategia novedosa, que considera una de sus «palancas de innovación». Y es la puesta en marcha de servicios de salud digital dirigidos al paciente; desde aplicaciones móviles a dispositivos inteligentes que faciliten la medición de resultados y que permitan al paciente participar y ver su propia evolución. «Es una forma de medir si una terapia es efectiva o no y de acompañar al paciente», apuntó. Por último, se ha referido al acceso, un proceso en que cree que hay que «involucrar desde muy pronto a autoridades, pagadores, investigadores, pacientes e industria para que, cuando lleguemos a la negociación para financiarlos, sea más sencillo y transparente», explicó el directivo.

Por el momento, la compañía cuenta con seis de sus terapias disponibles en España. Sanidad autorizó el primer tratamiento aprobado para la AME, dos terapias para la esclerosis múltiples y tres medicamentos biosimilares. En su proyección, esperan sacar al mercado mundial en 2025 una terapia contra la depresión y un fármaco contra el alzhéimer, una de sus grandes apuestas de investigación. Para 2030 esperan lanzar fármacos para párkinson, lupus e ictus.

La nueva apuesta en alzhéimer se llama lecanemab, un medicamento que desarrolla junto a la compañía japonesa Eisai

Su nueva apuesta en alzhéimer se llama lecanemab, un medicamento que desarrolla junto a la compañía japonesa Eisai. Los esfuerzos de la compañía se centran en este anticuerpo monoclonal, que ha mostrado una disminución de la progresión del deterioro cognitivo del 27%, después de que aducanumab no cumpliera las expectivas. Fue la primera terapia contra el alzhéimer aprobada en 18 años en Estados Unidos, una aprobación que no estuvo exenta de polémica, y que no tuvo la misma respuesta positiva por parte de la EMA, que denegó su autorización a finales de 2021.

El pasado mes de junio la compañía anunciaba su decisión de eliminar la infraestructura comercial en torno a aducanumab, después de que tuviera un impacto negativo en su informe de resultados del primer trimestre de 2022. «Esta decisión responde al interés de Biogen por seguir diversificando con otras terapias. Aprendimos mucho sobre el alzhéimer con aducanumab, conocimientos que nos están ayudando con lecanemab. Y seguimos aprendiendo sobre esta patología tan devastadora», ha dicho Silva.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en