Inicio ASP Cristina Muñoz: “Una enfermera del siglo XXI es una profesional, con seguridad,...

Cristina Muñoz: “Una enfermera del siglo XXI es una profesional, con seguridad, identidad propia, conocimientos y competencias propias”

Enfermería-Familiar-y-comunitaria

..Fernando Ruiz.
Cristina Muñoz pertenece a la Asociación de especialistas en Enfermería familiar y comunitaria, EFEKECE. Ha participado en el marco de la campaña NursingNow y #EnfermerasSXXI que iSanidad está llevando a cabo en colaboración con EnferConsultty. Ha comentado la situación de las enfermeras especialistas en Enfermería familiar y comunitaria. Además ha afirmado que  es necesario resolver la situación de eventualidad de profesionales en los centros de salud.

Las especialistas de Enfermería familiar y comunitaria desarrollan una labor de integración en el abordaje sociosanitario

¿Qué trabajo realiza como enfermera especialista en Enfermería familiar y comunitaria?
Las enfermeras familiares y comunitarias tienen como principal ámbito de desempeño la Atención Primaria de Salud. En este campo, nos encargamos a grandes rasgos de la atención a todo el ciclo vital y al grupo familiar desde una perspectiva holística. Desarrollamos una labor de integración en el abordaje sociosanitario y en el manejo de casos complejos como lo es la pluripatología, la dependencia, la situación de final de la vida etc.

Otro punto importante es la participación en las actividades que nos acercan a la comunidad como los programas de educación para la salud, mapeos de activos comunitarios y colaboración en redes de salud comunitaria. Otra esfera donde la enfermera especialista en enfermería familiar y comunitaria ocupa un papel relevante es en la Salud Pública. Es precisamente en este ámbito en el que actualmente realizo mi trabajo, concretamente como técnica responsable del programa de detección precoz del cáncer de mama en la provincia de Álava. Relacionado con ello, cabe destacar que en ocasiones se desconoce que hay enfermeras participando en distintos programas y actividades de Salud Pública.

Para finalizar, no dejaría de mencionar la contribución que realizamos en la potenciación de la investigación e innovación en cuidado, mediante la atención basada en la evidencia, producción y difusión del contenido científico relacionado con nuestras competencias

Se desconoce que hay enfermeras participando en programas y actividades de Salud Pública

¿Cuáles son las principales necesidades que tiene una especialista en Efyc?
Fundamentalmente el merecido reconocimiento de nuestra especialidad. Ya en 2010 veíamos nacer a la primera promoción de EIR (enfermera Interna Residente) en enfermería familiar y comunitaria y hemos continuado viendo crecer año tras año el número de plazas para especializarse y consecuentemente el número de especialistas ya formadas. Hoy, casi 10 años después aun continuamos la lucha para que se dé la oportunidad a estas enfermeras de desempeñar su labor en aquello para lo que han sido formadas durante dos años extra.

Existe una falta de visibilidad de nuestras competencias y de ello, surge la necesidad de apoyo institucional para llegar a la población en general. También debemos llegar al resto de profesionales sanitarios y de las propias compañeras enfermeras de otros niveles asistenciales entre las que en ocasiones hay desconocimiento acerca de nuestras funciones en atención primaria. El reconocimiento es la principal necesidad, pues es la llave que abre la puerta a nuevas oportunidades de desarrollo de la especialidad.

Existe una falta de visabilidad de nuestras competencias y de ello, surge la necesidad de apoyo institucional para llegar a la población general

¿Cómo describirías a una enfermera del s.xxi?
Como un profesional sanitario que forma parte de un equipo multidisciplinario, al nivel de cualquier otro. Con seguridad, identidad propia, conocimientos y competencias propias. Enfermeras con grado universitario, con master oficial, con especialidad, algunas de ellas incluso con doctorado.

Las enfermeras del s.xxi estamos más formadas, capacitadas y preparadas que nunca para continuar aumentando nuestras competencias , asumiendo nuevos roles para dar respuesta a las necesidades de salud de la comunidad.

Tras años de contribución inestimable en materia de salud, las enfermeras del s.xxi unimos fuerzas para lograr el verdadero reconocimiento de nuestra profesión.  Alzamos la voz y traspasamos barreras para que a fin de cuentas toda la población pueda describir de igual forma lo que es una enfermera del s.xxi.

Las enfermeras del s.XXI estamos más formadas, capacitadas y preparadas que nunca

 ¿Qué le pide al nuevo gobierno para mejorar la situación de la Efyc?
En primera instancia, la creación de la categoría profesional específica para que partiendo de este imprescindible punto, se pueda materializar la presencia de enfermeras familiares  y comunitarias en los centros de salud y en la salud pública. Pediría listas específicas de contratación con prioridad para la especialidad y posteriormente la cobertura progresiva de las plazas.

En definitiva pediría reconocimiento, reconocimiento al esfuerzo y a la formación de calidad. Que se sepa quiénes somos, que hacemos y que podemos hacer. Es el momento de impulsar un cambio también para nuestra especialidad, bajo el paraguas de un movimiento con fuerza y peso.

La creación de la categoría profesional específica permitirá materializar la presencia de enfermeras familiares y comunitarias en los centros de salud

¿Hacen falta más enfermeras?
Es conocido que España sostiene un sistema sanitario medicalizado en exceso y esto indudablemente confronta con la idea de fortalecer la Atención Primaria y en esencia, la promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Es conocido también que somos de los últimos países de Europa en lo que concierne al ratio médico-enfermera y en lo que es más importante para mí, en el ratio enfermera-paciente. Por lo que sí, efectivamente, hacen falta más enfermeras.

En relación a esta cuestión  y poniendo el foco en la Atención Primaria, mencionaré que hace falta también una solución a la actual situación de eventualidad y de rotación de profesionales en los centros de salud que carecen de la experiencia específica y sin la formación especializada.Si el interés es un refuerzo de la Atención Primaria, se debe necesariamente poner en valor la formación especializada de sus profesionales.

Noticias complementarias:

Compartir